Política
Batalla perdida

Diputados rechazó el impuesto a las jubilaciones militares

Con la negativa de Darío Pérez, el Frente Amplio no logró los votos necesarios, por lo que se desestimó la iniciativa.
16.05.2018 06:30
2018-05-16T06:30:00

El Frente Amplio no logró los 50 votos necesarios para aprobar el impuesto a las jubilaciones militares, por lo que la iniciativa fue rechazada por la Cámara de Diputados.

La confirmación de que el diputado frenteamplista Darío Pérez no votaría el proyecto, dejó a la bancada oficialista sin los votos necesarios para aprobar el texto.

El diputado de la Liga Federal Darío Pérez ratificó en la Cámara de Diputados su voto contrario al proyecto de ley que establece un tributo para las jubilaciones militares más altas, durante un período de 18 meses.

Tal como lo había anunciado, Pérez utilizó su intervención en la sesión de este martes para explicar su rechazo al proyecto de ley. El legislador remarcó que la aplicación del proyecto "no está presente en el programa del Frente Amplio, no fue considerado en el último Congreso del Frente Amplio y no fue puesto como propuesta preelectoral, algo muy importante porque es cuando uno se compromete frente a la ciudadanía".

"Se pretende recaudar 40 millones de dólares en 18 meses, una centésima parte del PBI", apuntó Pérez, afirmando que "es lo mismo que darle aspirina a una persona con cáncer".

"No está ahí el tema", prosiguió, afirmando que "hace quizás 13 años se debería haber empezado por la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, que es la que ordena la pirámide".

Pérez cuestionó a la bancada del FA por no escuchar a los catedráticos de las universidades de la República y Católica y enfatizó que se trata de un impuesto "discriminatorio". "Toda discriminación es injusta, aunque los discriminados no sean los que más me simpatizan", agregó.

Además, advirtió que "se pone en riesgo a Juan Pueblo, porque no me olvidó lo que pasó con los funcionarios judiciales", en referencia al reclamo de los funcionarios por el incremento salarial que les correspondió por un error de redacción en la Ley de Presupuesto de 2010.

"Algunos me dicen traidor. Los más benévolos dicen que tengo el síndrome de Estocolmo, pero no lo tengo porque para tenerlo hay que estar colifa y yo no estoy colifa", ironizó.

Antes, el diputado del Frente Amplio Alfredo Asti defendió que el proyecto de ley no es inconstitucional, una de las principales críticas hechas por el propio Darío Pérez.

Asti recordó que la Suprema Corte de Justicia rechazó los recursos de inconstitucionalidad presentados contra las modificaciones en la Caja Bancaria.

El proyecto, enviado por el Poder Ejecutivo en el marco de su intención de reformar la Caja Militar, establece una "prestación pecuniaria" que gravará a los importes nominales percibidos por los militares retirados o que reciben pensiones.

El diputado del Partido Nacional Pablo Abdala, cuestionó a Asti por valerse únicamente de las sentencias judiciales "que le convenían" y aseguró que el texto es inconstitucional porque "se toman decisiones actuando con desviación cuando se pone un tributo no para financiar el gasto público, no para determinados objetivos sino para terminar con un supuesto privilegio que a alguien se le ha ocurrido que es un privilegio".

Abdala apuntó que además que se trata de una "doble imposición", dado que las jubilaciones ya sufrieron retenciones durante la vida activa de las personas.

“El conjunto de los uruguayos aportamos 550 millones de dólares anuales para hacer frente al pago de jubilaciones de privilegio de un puñado de oficiales. Este millón y medio de dólares por día de déficit de la Caja Militar es el 1% del PIB y el doble de lo que el Estado destina a vivienda”, señaló el diputado del Partido por la Victoria del Pueblo, Luis Puig.

Puig apuntó a quienes “laman a bajar el costo del Estado cuando cuestionan las menguadas contribuciones a los más pobres y hoy están defendiendo sostener un privilegio que es como tirar la plata de todos en un saco roto”.

“El conjunto de los uruguayos paga 1 millón y medio de dólares por día para pagar los privilegios de unos pocos miles de oficiales militares jubilados”, cuestionó el legislador.

El proyecto de ley establecía un tributo para unos nueve mil jubilados militares que ganaban más de 57 mil pesos, lo que generaría una recaudación de entre 40 y 50 millones de dólares.

Montevideo Portal