Política
Que no se pierdan los códigos

Con estas modificaciones el Ejecutivo busca mejorar el funcionamiento del nuevo proceso penal

Los cambios dan más libertad a la Policía para actuar, sin que tenga que depender tanto de las instrucciones de los fiscales, entre otros puntos.
16.05.2018 13:13
2018-05-16T13:13:00

El Fiscal de Corte, Jorge Díaz, y el ministro interino del Interior, Jorge Vázquez, se reunieron este martes en la sede de la Fiscalía General, y acordaron trabajar en conjunto para mejorar algunos aspectos del nuevo Código del Proceso Penal.

Esta reunión se da un día después de que, tanto Díaz como Vázquez, manifestaran que se estaban trabajando en diferentes proyectos y anteproyectos de ley para mejorar el funcionamiento del nuevo código.

Vázquez dijo el lunes que el proyecto de ley que el ministerio ya trabaja en conjunto con el Poder Ejecutivo, y que sería enviado al Parlamento en estos días, tratará tres aspectos del nuevo texto: especificar el límite del accionar policial, modificar el uso de la prisión preventiva y los regímenes de acuerdo entre la Fiscalía y la defensa de los acusados.

Presidencia informó hoy que con la firma del presidente Tabaré Vázquez y la totalidad del gabinete ministerial se elevó ya al Parlamento este proyecto de ley para modificar artículos del Código Procesal Penal.

El Poder Ejecutivo "considera conveniente hacer ajustes que permitan una mejor coordinación y trabajo conjunto entre policías, fiscales y tribunales".

Los primeros cinco artículos del nuevo proyecto proponen dotar a la Policía de una mayor flexibilidad a la hora de trabajar y asegurarle respaldo legal que permita hacerlo de manera más eficiente. Dicha función no puede implicar la carencia de cierto grado de autonomía a la hora de proceder a cumplir con ciertas competencias, enuncia el mensaje del proyecto de ley recogido por la Secretaría de Comunicación de Presidencia.

Por ejemplo, los policías podrán realizar algunas acciones sin esperar instrucciones de los fiscales: prestar auxilio a la víctima, detener en caso de flagrancia o fuga, resguardar el lugar donde se cometió el hecho delictivo, identificar a los testigos y consignar sus declaraciones o recibir denuncias, entre otras cosas.

También se podrá practicar el registro personal de quien se halle legalmente detenido, tato su vestimenta como equipaje o vehículo en el que viaje. Solo se necesitará permiso del fiscal en caso de que se pueda producir daños a la propiedad del detenido.

El texto busca modificar los requisitos para disponer la prisión preventiva. En los casos de reiteración, reincidencia o habitualidad de delitos como violación, abuso sexual, atentado al pudor, lesiones graves, hurto con circunstancias agravadas, extorsión, secuestro, homicidio, la prisión preventiva será de aplicación preceptiva mientras dure el proceso. También podrá ser aplicada cuando hay semiplena prueba de la existencia del hecho o elementos de convicción para presumir que el detenido intentará fugarse.

Además, el proyecto propone una serie de modificaciones al proceso abreviado, que se aplicará cuando la pena mínima prevista no supere los seis años de penitenciaría. Se excluye de este proceso la aplicación de la libertad anticipada y las libertades vigiladas. En el marco del proceso abreviado propone un criterio mínimo para la determinación de penas de delitos que atentan contra la vida y la integridad sexual y elimina el título de suspensión condicional de la pena, entre otras modificaciones.

Proyecto de modificación del Código Penal by Montevideo Portal on Scribd