Salud

Por los caños

Complementos de vitamina D contribuyen a una mejor salud arterial

Demostraron ser capaces de reducir la rigidez de estos vasos en un período de cuatro meses.
12.01.2018 13:21
2018-01-12T13:21:00

Unas dosis altas de vitamina D parecen mantener a las arterias más flexibles y elásticas, lo que potencialmente previene la enfermedad cardiaca, los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares futuros, sugiere una investigación preliminar.

En apenas cuatro meses, los complementos de vitamina D redujeron la rigidez de las arterias en un grupo de 70 hombres y mujeres negros jóvenes, según los resultados de un ensayo clínico a escala reducida.

La flexibilidad de las arterias de los participantes mejoró incluso más con unas dosis más altas de vitamina D, apuntó el investigador principal, el Dr. Yanbin Dong, profesor en el Colegio Médico de Georgia en la Universidad de Augusta, en Augusta.

"La rigidez de sus arterias se redujo, y mientras más vitamina D, mejor", dijo Dong.

Se sabe que la vitamina D es esencial para la salud de los huesos, pero en las últimas dos décadas los científicos han sospechado que podría ser importante de otras formas, comentó.

"El receptor de la vitamina D se expresa por todo el cuerpo, en casi todo tipo de célula", dijo Dong. "Por eso la gente cree que la vitamina D quizá tenga algo más que ofrecer".

Para ver si la vitamina podría mejorar la salud de los vasos sanguíneos, Dong y sus colaboradores reclutaron a un grupo de estadounidenses negros con sobrepeso u obesos que tenían deficiencia de vitamina D.

La piel humana sintetiza la vitamina D de forma natural al exponerse a la luz del sol brillante. Pero la piel oscura absorbe menos luz solar, haciendo que la gente negra sea más susceptible a una deficiencia de la vitamina, señalaron los investigadores.

Además, la grasa corporal tiende a capturar y conservar la vitamina D, lo que también contribuye a la deficiencia, informa la web especializada Health Day.

Los participantes del estudio se asignaron a cuatro grupos. Tres grupos tomaron dosis orales de vitamina D de 600 unidades internacionales, (UI), 2,000 UI o 4,000 UI al día. El cuatro grupo tomó placebos inactivos.

La Academia Nacional de Medicina (National Academy of Medicine) recomienda que las personas tomen 600 UI de vitamina D al día, apuntó Dong. Los investigadores eligieron 2,000 UI porque sospechaban que podría ser la mejor dosis, y 4,000 UI porque es el nivel más alto antes de que la gente comience a experimentar efectos tóxicos.

Además, estudios anteriores han mostrado que, si se toman a diario, las dosis de 2,000 UI y 4,000 UI de vitamina D pueden llevar los niveles de vitamina D de una persona con deficiencia de la vitamina al rango normal, anotaron los autores del estudio.

Las personas del estudio que tomaron 4,000 UI a diario (más de seis veces la cantidad recomendada ahora) experimentaron una reducción del 10.4 por ciento en la rigidez de las arterias en un plazo de cuatro meses, mostraron los hallazgos.

Las que tomaron 2,000 UI al día experimentaron una reducción del 2 por ciento en la rigidez de las arterias en el mismo periodo. Las personas que tomaron la dosis actualmente recomendada de 600 UI al día tuvieron un ligero aumento en la rigidez de las arterias, de más o menos un 0.1 por ciento. Los que tomaron los placebos tuvieron un aumento del 2.3 por ciento, según el informe.

No se observaron efectos tóxicos en las personas que tomaron las dosis más altas de la vitamina, dijo Dong.

La vitamina D podría ayudar a la salud de las arterias al bloquear a un sistema hormonal que aumenta la constricción de los vasos sanguíneos, apuntaron los investigadores. También ayuda a reducir la inflamación, que se ha vinculado con el endurecimiento de las arterias.

Dong anticipa que algunas personas blancas también se beneficiarían de los complementos de vitamina D.

"Esperaríamos ver resultados similares en las personas blancas que tienen una deficiencia similar de vitamina D y que tienen sobrepeso", planteó.

Pero tomar mucha vitamina D no será una excusa para que una persona no coma bien ni haga ejercicio para la salud de su corazón, añadió Dong.

"No creo que la vitamina D deba ser una alternativa para ninguna otra modificación del estilo de vida", dijo Dong. "Debemos hacer ejercicio y comer bien. La vitamina D es igual que todo lo demás. Podría ayudar en adición a esas cosas. No puede reemplazarlas".

Pero estos hallazgos presentan una oportunidad para evitar la enfermedad cardiaca en las personas más jóvenes con un riesgo alto, dijo el Dr. Robert Eckel, director de la Clínica de Lípidos del Hospital de la Universidad de Colorado.

El endurecimiento de las arterias tiende a ser irreversible en las personas mayores que ya tienen unas cantidades altas de placa en las arterias, además de problemas de salud como la diabetes y el colesterol alto, apuntó Eckel. Pero este estudio se enfocó sobre todo en personas en la veintena, anotó.

"Observar la vitamina D a una edad más joven, antes de que exista mucha enfermedad cardiovascular, podría ser una mejora alentadora", dijo Eckel, que no participó en el nuevo estudio. "Aquí hablamos de prevención primaria".

Se debería dar seguimiento a los participantes del estudio para ver si las arterias más flexibles se traducen en unas tasas más bajas de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular más adelante en la vida, dijo Eckel. Los ensayos futuros también deben examinar los efectos de la vitamina D en otras razas y grupos étnicos, añadió.

El estudio aparece en una edición en línea reciente de la revista PLOS One.