Rumiando la vida

La emotiva historia de un perro adoptado en Rocha: "Que la esperanza sea lo último que se pierda"

El "Gordo" Verde trae la historia de un perro que, a pesar de haber nacido con ciertas dificultades, fue adoptado por un señor "lleno de esperanza".
04.05.2018 13:45

"La esperanza es lo último que se pierde" dice el dicho... pero puede ser lo primero que olvidemos.

Ocurrió con un cachorrito. Manu (un pariente mío, de Rocha) me contaba este episodio que vivió, cuando su perrita tuvo cría. La primera sorpresa fue "la cantidad de cachorros" que tuvo. ¡Fueron muchos y muy lindos! Excepto por uno que le salió bastante débil. "Era el más chiquito, feo y jodido", me contaba. A simple vista daba lástima. "¡Hasta ligó una mata en el lomo!". Todos recibieron el cuidado y las vacunas adecuadas, pero éste de manera especial. Aunque daba pocos signos de recuperación. Cuestión que, por decisión familiar, optaron por regalarlos a todos en vez de venderlos ¡y se fueron como pan caliente! Hasta que quedaron los últimos tres. Con mucha pena, Manu recordaba: "todos los que venían, elegían al más lindo y despierto para llevárselo, pero nadie se fijaba en el jodido...".

Una tarde, llegó a su casa del liceo y se llevó la tal sorpresa. El pobre cachorrito ya no estaba. Quedaban los otros dos a cuál más lindo... y pensó lo peor. Hasta que la madre le relató lo sucedido: "Si vieras Manu... llegó un señor muy humilde con su hijo... se bajaron de un carrito lleno de leña y pidieron permiso para entrar a ver. No dudaron en elegirlo a él". "¡Llevamos ese, señora! - dijo el hombre - Ya se va' curar... le va a crecer bien el pelo y va a venir fuerte como un roble!". La madre, profundamente emocionada, no sabía qué responder a esas palabras... Sencillamente porque estaban tan llenas de esperanza ¡justo en aquel que nadie confiaba! Y se lo llevaron nomás.

El Papa Francisco dice: "Tener esperanza es mucho más que ser optimistas... La auténtica esperanza, es una virtud humilde y simple que te lleva adelante. Es arriesgada, pero te da alegría. A veces paz... y una seguridad que no defrauda."

¡Hoy ese cachorrito es un perro tan fuerte y sano, como imprescindible en sus tareas de campo! Seguramente porque alguien "lleno de esperanza", confió en él. Es acá donde verdaderamente, podemos aprender de la gente sencilla (como este buen señor) que, con su gesto, no deja de "dar cátedra" de fe y humildad. No sé qué dificultad te toca enfrentar hoy, pero ¡que la esperanza siga siendo lo "último que se pierda"!

¡Fuerte abrazo!

---

Aprovecho la ocasión para dejarte una invitación especial: si andás por "La Capital" te estaremos esperando este sábado 5 de mayo para celebrar a San Felipe y Santiago (patronos de Montevideo) en la Rural del Prado a partir de las 11am (es con entrada libre).

Por Gordo Verde

ESCRIBE

Juan Andrés ''Gordo'' Verde

Ex rugbista -llegó a jugar en Los Teros juveniles-, autor del libro "Entre amigos" y conferencista, hoy ordenado sacerdote por la Iglesia Católica. Activo en las redes sociales, en sus mensajes suele reflexionar sobre los valores y las pequeñas grandes cosas de la vida cotidiana.

Ver todas las columnas