Rumiando la vida

“¡Nos llenó de esperanza!”: cómo una partera ayudó a una madre que venía de perder su bebé

El “Gordo” Verde comparte una historia que le contó una señora sobre cómo un pequeño gesto la consoló de la pérdida de su hijo recién nacido.
12.04.2018 12:45

Hace bien poquito, una señora me decía: "Usted sabe Cura, he pasado por muchas en mi vida. Pero hubo un dolor que nunca pude superar. Aunque gracias a una partera, llegué a tener paz en el corazón...".

Cuando me contó la historia, pensé: ¡ojalá existan muchas parteras como esta!

Parece que la señora esperaba un hijo que venía "con ciertas complicaciones". El bebé nació y lamentablemente no pasó una hora y falleció. "Mi gran dolor - me contaba - fue no haber podido sostenerlo con vida en mis brazos. Pero usted sabe Cura, que cuando nos fuimos a enterar de la noticia, el gesto de la partera nos conmovió".

Cuenta que se les acercó muy respetuosamente y les dijo: "No se me vaya a enojar señora, pero yo noté que usted trae un crucifijo con una estampita de María y cuando vi que la cosa venía muy complicada, pensé que a ustedes les hubiera gustado bautizarlo, entonces estando el bebé con vida, me tomé el atrevimiento de bautizarlo... le puse de nombre Juan José".

"¡A pesar del dolor, ese gesto de la partera, nos llenó de esperanza, Cura! ¡No se imagina cuánto! Hasta el día de hoy, nuestro bebé se llama Juan José".

Lo comparto contigo porque me pareció un ¡gesto admirable!

Algo bueno que todos podemos proponernos como personas es ser capaces de "dar esperanza" al que tenemos al lado.

Sea que trabajes en una oficina, en el campo, en un centro médico o en la calle: ser capaces de dar esperanza. No se trata de dar manijas baratas o de ser meramente optimistas. Creo que es algo más profundo. Quizás, ser capaces de confiar en que, sea cual sea la circunstancia, NO todo está perdido y, a la vez, poder transmitir esa confianza. Por ahí también pasa el misterio que estamos celebrando de la Pascua.

¡Por muchas "parteras" así en los distintos rubros de la vida!

¡Buena semana!¡Fuerte abrazo!

Por Gordo Verde

ESCRIBE

Juan Andrés ''Gordo'' Verde

Ex rugbista -llegó a jugar en Los Teros juveniles-, autor del libro "Entre amigos" y conferencista, hoy ordenado sacerdote por la Iglesia Católica. Activo en las redes sociales, en sus mensajes suele reflexionar sobre los valores y las pequeñas grandes cosas de la vida cotidiana.

Ver todas las columnas